Me gustaría acabar el año, este año 2015, con unas reflexiones personales de agradecimiento a los seguidores de este blog.

Quizás para algunos de vosotros pueda estar siendo un año difícil, o quizás para otros no tanto, para mí lo está siendo. Está siendo una etapa final llena de cambios, dudas, donde al parecer todo está dejando de funcionar tal y como lo estaba haciendo hasta ahora, donde la fuerza de la vida me está poniendo entre las cuerdas. Me está acorralando y empujando hacia algún lugar que todavía no sé. Y me permito estar en esa incertidumbre, sintiendo qué me pasa en este lugar, qué más necesito para salir de aquí. Siento que todo está muriendo, como el año en el que estamos, que está a punto de morir para dejar paso a uno nuevo. Nada parece funcionar como la ha estado haciendo hasta ahora, sin esfuerzo, todo está encallado y chirriando. Y me temo que el que está encallado soy yo.

Siento que estoy en un atolladero, un embudo, un final de camino donde no hay salida, donde sólo ya queda una decisión: Saltar al vacío, arriesgar. Y digo riesgo porque si no es con él, la única opción es seguir con lo ya conocido, con lo que está viejo y caduco en mí y lo que ya no me satisface ni me sirve. Poco a poco voy tomando conciencia y fuerza, me voy energetizando, y mis miedos e inseguridades me van martilleando. Aún y así, sé que debo seguir adelante, arriesgarme para no dejar que mi vida se convierta en la vida de un muerto viviente, encarcelado por las obligaciones y la moralidad de una sociedad que me obliga, quiero salir de la famosa zona de confort, no convertirme en un ser momificado por los miedos y por no ir hacia lo que me satisface plenamente.

En esta etapa me doy cuenta de la fuerza de la vida, y de la fuerza que puede imprimir el ser humando con su voluntad de ir en contra de la corriente, con la única finalidad de no aceptar ni soltar lo viejo, no aceptar los cambios, las pérdidas …  o simplemente por quedarse quieto y no hacer nada, que es una actitud mas en contra del avance, la no decisión ni aceptación de lo que hay y lo que nos llega a nuestra vida, que aunque no queramos y por mucho que nos pongamos de culo, la vida nos las va a poner delante sí o sí, nos pongamos como nos pongamos. No hay un camino, tú decides tu camino al caminar. Y no aceptar, es no caminar, no avanzar hacia lo nuevo que la vida nos trae.

Así pues, como dice serrat:

Caminante son tus huellas el camino y nada más
Caminante, no hay camino se hace camino al andar

Al andar se hace camino
Y al volver la vista atrás
Se ve la senda que nunca
Se ha de volver a pisar
Caminante no hay camino sino estelas en la mar

Y el camino que he empezado este año, el de llevar a cabo este blog para dar a conocer mi trabajo como terapeuta y mis ganas de ayudar a los demás, en la medida en la que pueda. Y me siento satisfecho de mis primeros pasos en este terreno y voy a ir poniendo más fuerza en ello, porque que me permitáis ayudaros es de agradecer ya que al mismo tiempo me estoy ayudando a mí. Para este nuevo año voy a ofrecer 2 grupos de trabajo, uno el de trabajo personal en grupo a través de los sueños, y otro un taller mensual de temática variada, donde ya os iré informando, os puedo adelantar que el primero será sobre el duelo y las pérdidas.

Me siento profundamente emocionado al ver que el blog recibido más de 2200 visitas en su primer año de vida, mi último post se ha visto más de 1100 veces en facebook y ya somos 90 seguidorres en mi página de facebook. UAUUUUU, y todo es gracias a vosotros. Así que una vez más GRACIAS en mayúsculas. Gracias por leer, y a los que no las hayáis leído también os doy las gracias porque se que estáis ahí.

Un fuerte abrazo, para todos, aunque no os conozca. Y una cosa más, que a mí me sirve y os la digo por si a alguien le puede servir: No hay lugar, no hay mapa, no hay ningún camino marcado, no existe sólo un camino, no hay sólo una meta, no hay sólo un objetivo, no hay un fin ni un lugar al que se debe llegar de una determinada manera. El camino eres tu. ¿Por dónde quieres caminar?¿A donde quieres llegar?¿Cómo quieres ir hacia ese lugar?¿Cómo te sientes si miras atrás y ves el camino que has recorrido?¿Te sientes satisfecho?¿Falta algo?¿Sientes que estas andando por un lugar que no quieres?¿Sientes que no estás andando?

Al igual que este año está terminando, muchos otros van a ir terminando hasta que tarde o temprano tu vida también termine. Y cuando esto suceda, porque va a suceder, qué quieres llevarte de todo lo que has vivido? Cuando mires atrás y veas el camino recorrido, ¿qué te va a quedar? El dinero no te lo vas a poder llevar, ni las casas, ni los coches, ni las cosas materiales. Lo que sí se irá con tigo es lo que puedas llevarte dentro de tí. Los sentimientos internos que tengas. ¿Quieres irte sintiendo que has echo lo que querias? ¿Quieres irte sabiendo que has demostrado lo que sentías? ¿O quieres irte dándote cuenta de que te has protegido y te has expuesto muy poco? Arriésgate en la medida que puedas, siente, expresa, ama, besa, abraza, transmite, enfádate, sonríe, pero sobretodo hazlo con conciencia y sintiendo lo que haces,  presente en cada momento.

Piénsalo… es lo que te vas a llevar!

¡FELIZ AÑO A TOD@S!

 

A %d blogueros les gusta esto: