El proceso de terapia que he seguido con Miquel me ha ayudado a volver a ser yo.
Empecé con Miquel con depresión y muchos problemas de ansiedad, con la autoestima destrozada y lleno de inseguridades.

Las charlas con él, al igual que los ejercicios me ayudaron a ver las cosas desde otro punto de vista y los ejercicios me dieron armas para afrontar las cosas, armas que yo mismo no sabía que tenía.

Es una terapia que no tiene un tiempo determinado, cada uno es diferente y tiene su tiempo, a veces crees que ya no necesitar ir mas pero cuando no vas te das cuenta que aún necesitas ir. Hacer terapia no te quita los problemas, pero te ayuda a afrontarlos de una forma con la que puedes superarlos. Yo puedo decir que si no hubiese hecho terapia, no hubiera superado los problemas que tenia cuando empecé. A veces hacíamos ejercicios que no sabía para que servían, pero un vez hechos me daban puntos de vista diferentes.

Estoy muy agradecido porque Miquel es un gran profesional y mejor persona. Nunca olvidaré lo que Miquel ha hecho por mí y como me ha ayudado a encontrarme a mi mismo, porque quando yo empecé con él había tocado fondo, más abajo no había nada. Él crea un ambiente relajado y tranquilo en el que te sientes agusto y la cosas fluyen solas.

Mi recomendación es que si tenéis problemas, hagáis la terapia.

MIL GRACIAS MIQUEL